PortalDELespejo
La hora es:
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» [Manga] [DD] Diecinueve-Veintiuno
Sáb Mayo 25, 2013 7:37 pm por Kairi..

» La Mecánica del Corazón
Sáb Mayo 25, 2013 4:53 pm por Kairi..

» Titán 1 - Lanzada de Dados!!
Sáb Mayo 25, 2013 4:49 pm por Kairi..

» Heptalogia Rowling
Sáb Mayo 25, 2013 4:42 pm por Kairi..

» Corazón: Diario de un niño de Edmundo Amicis
Vie Mayo 24, 2013 7:59 pm por Karinita

Octubre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por PrincessJupiter el Vie Mar 23, 2012 7:23 pm


Hola a todos, soy Lery de Argentina y quería dedicarles a todos este primer capitulo que escribí!!!
Comienzo mejor desde el principio: Hace un tiempo descubrí un maravilloso fic y estaba escrito de tal manera que parecía una historia fiel al anime del que se trataba.
Desde entonces he sentido la necesidad de escribir uno yo misma (Aunque no pretendo que salga tan bien)
Esta historia es una que he tenido en mi mente desde hace mucho tiempo, hasta que por fin me anime a expresarla en la escritura. Tiene un componente especial, y es que se trata de 3 series de anime muy conocidas: Sailor Moon, Inuyasha y Sakura Card Captor. Espero les sea de su agrado y me gustaria leer sus comentarios.
Lery

NOTA: Seguramente los fanáticos y buenos conocedores de una de estas series se darán cuenta de un detalle en la historia, quería aclarar que no se trata de un error, mas bien es , como dije antes, un detalle que tiene que ver con algo que va a pasar mas adelante.



Sailor Moon Mix
“Recuérdame”
By
Lery

CAPITULO 1: “Universo alterno”


La oscuridad enterraba y ocultaba su guarida, nadie conocía de su existencia, nadie sabía que estaban allí. Ni siquiera ellas mismas.
La oscuridad también les proveía el ambiente necesario para su descanso. Y es que dormían… dormían desde antes de que el tiempo se volviera tiempo, desde que siquiera la luz apareciera.
Su maldad era tal que habían sido encerradas en lo más profundo del universo para que nadie se atreviera a encontrarlas. O al menos eso se esperaba…



El día comenzaba en la ciudad de Tokio, la gente arribaba a sus trabajos luego del largo y algo tormentoso fin de semana con pocos ánimos ya que era lunes y la mañana se tornaba algo gris y fría.
En el centro de la ciudad en un gran departamento bien iluminado, ya que a pesar del día gris, los ventanales en el balcón dejaban entrar toda la claridad, dormía una joven mujer de cabellos castaños. La joven se acurrucaba cada vez mas entre las cobijas con cada resoplido del viento como intentando sentirse mas abrigada. De repente el teléfono a un lado de ella sonó de un modo estruendoso en todo el departamento y la obligo a despertar de un salto de la cama.
“¿Hola?” – Contesto medio dormida.
“Lita despierta!! ¿Que haces en la cama a estas horas?” – Le dijo una voz del otro lado, una voz que conocía perfectamente pero que aun así la obligo a preguntar.
“Serena… ¿Eres tu? ¿Qué sucede?” – Dijo algo sobresaltada. Otra voz que también le era muy familiar le hablo.
“Debes venir de inmediato! Es Mina, ella… esta enferma”.
“¿Enferma? ¿Qué le sucede? Iré de inmediato”. – Y colgó.
En casa de Mina, Amy reprendía a Rei y a Serena. – “No debieron sobresaltarla de esa forma”. – Dijo la chica de pelo azul. – “No es tan grave lo que tiene. Es solo un resfrío”.
“Eso es cierto”. – Asintió la madre de Mina que venia entrando al cuarto con el desayuno. – “Esta muchachita no escucho mis consejos y asistió a ese casting ayer a pesar del gran chaparrón. Si la hubieran visto!!” – Explicaba la señora Aino. – “Llego empapada de pies a cabeza!”
“Ahhh!!” – Se lamentaba Mina desde la cama con un paño en la cabeza y el termómetro en la boca. – “Ya lo se, ya lo se mama, te haré caso la próxima vez”.

Mientras tanto Lita en su casa se vestía lo más rápido que pudo para llegar a ver a su amiga cuanto antes, tomo algunos biscuit del día anterior, calentó un poco de café para que le ayudara a despertarse por completo como desayuno y salio corriendo hacia el ascensor a mas no poder. Al llegar abajo saludo con apuro a la recepcionista y llego a la esquina en el momento justo para tomar el autobús.
Una vez arriba la muchacha comenzó a confundirse a medida que el transporte avanzaba, pues no era el camino habitual que el autobús recorría para llegar a casa de Mina. A cada minuto se confundía más y más. Ningun edificio o locacion que venia por la ventanilla se le hacia familia. Hasta que decidió bajar.
“¿Donde estaré?” – Se pregunto la chica dándose cuenta de que en medio de su apuro había subido al autobús equivocado.
En la vereda, en frente de donde se había bajado se encontraba un cartel enorme con el nombre de “Templo Higurashy”. Parecía buen lugar para preguntar su ubicación y saber como regresar.


Ya en casa de la rubia de cabellos largos, las muchachas comenzaban a preguntarse donde su amiga estaría. Había pasado bastante tiempo desde que la llamaron.
Confundida Rei pregunto – “Esto es extraño ¿En donde estará Lita?”
“Ya déjala tranquila Rei”. – Reprocho la enferma.- “No debieron asustarla de esa manera. Quizás tuvo algún problema en el camino. Ya llegara”.
“Ella tiene razón. Pobre Lita, quizás pensó que era algo grave”. – Añadió Amy.
“Pero es grave!” – Dijo Serena. – “Acaso no ves en el estado en que esta. Es… pavoroso! Pobre de nuestra amiga”.
“Oye!! No estoy tan mal”. – Mina pareció comprender que el desacertado mensaje de su amiga venia con buena intención.

En otro lugar de la ciudad la alta muchacha se disponía a entrar al templo a pedir indicaciones. Era un lugar que parecía emitir cierta magia, allí ella descubrió un árbol enorme marcado como sagrado y que parecía llevar mucho tiempo allí. Ya en el lugar Lita pudo sentir una extraña sensación provenir desde el interior de una casilla ubicada justo a unos cuantos pasos del árbol. Se acerco hasta allí a investigar de que se trataba y conforme mas se acercaba, mas fuerte podía sentir esa energía.
La castaña entro en la casilla y pudo descubrir que la fuente de la energía era un pozo ubicado en el medio del lugar. Aquel pozo daba escalofríos pero a la vez le trasmitía cierto sentimiento de curiosidad que ella no pudo ignorar. Lita se acerco al pozo y no pudo ver en el interior, pues la luz que entraba en la casilla era muy poca. En eso escucho unos pasos acercarse y la voz de un anciano.
“Ahome! ¿Ahome eres tú? ¿Estas ahí adentro otra vez?” – Grito el anciano disponiéndose a entra en la casilla.

Lita cayo entonces en la cuenta de que al estar allí estaba invadiendo propiedad privada y no quería meterse en problemas así que decidió ocultarse, pero el único lugar donde hacerlo era el algo escalofriante pozo. No había otro lugar dentro de aquella casucha que le permitiera esconderse sin ser notada. Por lo que titubeante se arrojo al pozo.
“Abuelo ¿Qué sucede?” – respondió una muchacha de cabellos negros desde el balcón de su habitación. Ella todavia vestía su piyamas y su cabello aun estaba algo revuelto. Al parecer recién estaba despertando.
¡Oh! Ahome! Es solo que… pensé que tu… No importa. Será mejor que te levantes. El desayuno ya esta listo”. – Le informo su abuelo aun en la entrada de la casilla, de la que luego de hablar con su nieta, se aparto, con cierta tranquilidad para si de que su nieta desistiera de esa poco saludable, para ella, idea de volver a intentar viajar en el tiempo.
“Iré en un segundo!!” – Grito la chica a su abuelo que se alejaba.
Miraba la casilla con nostalgia y algo de resentimiento en sus ojos. Aquel sentimiento que le trasmitía ese lugar parecía notarse en su mirada y en cada una de las expresiones de su rostro. Y no le hacia nada bien.
“Que será de t”i. – Fue lo único que se dijo para si la chica, y dejo escapar un largo suspiro como liberando la opresión que tenia. Acto seguido se retiro hacia adentro.


Momentos antes, cuando Lita entro en el pozo, sintió que el final de este nunca llegaba. Era como si flotara o algo parecido. Cerró los ojos con fuerza, pues pensó que el pozo era profundo por lo que la caída seria fuerte. Unos segundos después sintió como sus pies tocaba el suelo muy lentamente. Abrió los ojos y una luz brillante la cegó. No recordaba que hubiera tanta luz en el lugar. Por el contrario, todo era bastante oscuro. Algo confundida se dio cuenta de que no había techo. El techo de aquella casilla había simplemente desaparecido y lo que se dejaba ver como luz era el mismo sol que se posaba sobre el pozo.
La joven ligeramente temerosa pero muy confundida salio del pozo y lo que descubrió a su alrededor no era el interior de la casilla, sino árboles… Cientos de árboles rodeándola, como si estuviera en un bosque.
Buscaba con la mirada algo que le resultara familiar, pero nada. Se preguntaba donde estaría la puerta de entrada por donde el anciano iba entrando en el preciso momento en el que ella entro en el pozo. No había nada allí mas que árboles
“¿Que??... ¿Qq… que es esto? ¿Dónde estoy…?” – Se preguntaba ella misma completamente confundida. Miraba el pozo tratando de comprender y luego volvía a preguntarse – “¿Que es esto?... ¿Este lugar…?”
“Ahhh!!!” – Un grito se escucho no muy lejos. Parecía ser una niña. – “Ahh!! ¡Auxilio!” – Gritaba la niña y parecía acercarse. De repente de entre los árboles una jovencita de pelo negro, lacio y grandes ojos apareció.
Estaba tan asustada que no reparo en que Lita estaba en su camino y choco contra ella.
“Auch!” – Chillo Lita. – “¿Qué sucede pequeña?” – La niña abrazada a sus piernas levanto la vista hacia la alta muchacha y esta pudo ver como la pequeña tenia grandes lagrimas en sus ojos y demostraba temor, pero no hacia ella.
“Ayúdeme señorita!” – Le suplico temblando de miedo.
“Oye… Oye cálmate! Dime que sucede”. – Trataba de decirle Lita a la perturbada jovencita que no paraba de temblar agarrada a sus piernas. –“ Yo te ayudare pero…”
“Aha! Ahí estas pequeña!” – Un enorme monstruo de piernas largas y grandes cuernos en la cabeza apareció justo en el mismo lugar de donde la niña había salido momentos antes. Era de verdad atemorizante y despedía un olor repulsivo.
“¿Que sucede aquí? ¿Quién eres tú?” – Le pregunto Lita con tono amenazante. – “Deja a la niña en paz!!” – Ordeno.
“Jajaja!! Y tu, una simple humana me lo ordena?” – Se rió el horrendo monstruo que trataba de acercarse cada vez más a la pequeña. Lita sintió como se llenaba de coraje al escuchar al monstruo tan engreídamente.
Quédate a un lado de mí pero no te alejes demasiado, pequeña. Yo me encargare de el. – Sus últimas palabras la hacían sonar muy confiada de si misma. De repente alzando su mano en alto grito: - “¡¡¡Súper Sailor Júpiter…Transformación!!!” – Lita Kino se estaba transformando en Súper Sailor Júpiter por primera vez en dos años.
No había luchado, ni ella ni las demás Scouts desde la última batalla en la que enfrentaron a Galaxia. Pero claramente no había perdido su fortaleza para volver a hacerlo. La niña cayó en ese momento al suelo atónita por lo que veía. La observaba con tanta admiración que incluso deseo alguna vez ser como ella.

Ya transformada, Júpiter anuncio: - “¡Soy Súper Sailor Júpiter y te castigare…” - Hizo una pausa por breves segundos en los que volteo su rostro donde la niña y continuo. –“…en el nombre de esta pequeña! Mas vale que te alejes de aquí si no quieres terminar frito!!” – El monstruo que por un momento parecía no dar crédito a la que veía, pues una humana nunca había tenido esa clase de poderes, de pronto comenzó a dibujar una sonrisa en su horrible boca que dejaba ver un par de sucios y afilados colmillos.
“Pues prefiero” – Anuncio comenzando a correr hacia ella. – “luchar contigo!!!” – Grito. Al llegar a donde Júpiter, ella tomo a la niña en brazos y apenas pudo evadir el golpe que este intentaba darle. – “Te estas escapando!!” – Le decía el monstruo en un tono burlesco.
“Eso no es verdad”. – Le respondió ella. – “Solo quiero dejar a la niña fuera de todo esto”.
“Muéstrame lo que tiene entonces”. – Con cada palabra que el monstruo emitía con ese tono de voz tan peculiar y molesto para ella, la guerrero de verde parecía enfadarse mas y mas.
“¡Ataque de Hojas de roble de Júpiter!!!” – Grito a toda voz. Miles de hojas como cuchillos salieron disparadas hacia el monstruo. Este apenas si pudo esquivar algunas, la mayoría dieron en el blanco dejando varios y severos cortes en la piel.
El monstruo estaba algo agitado pero aun tenia esa sonrisa en su cara que molestaba. Se subió a un árbol que había a unos metros de él mirando a Júpiter desde arriba, entonces lanzo un grito y se tiro encima de ella que, dando un salto pudo esquivarlo, pero al ver hacia atrás se dio cuenta de que el monstruo se disponía a perseguirla. Entonces sin más se echo a correr. Por supuesto no era tan veloz como aquel de piernas largas.
La niña de lejos y con cara de preocupación veía todo desde un lugar seguro, rogando que a la muchacha que la había rescatado, no le sucediera nada malo.
“Es fuerte”. – Pensó. Y es que de veras nunca había visto a ninguna joven con sus peculiaridades.



Mientras tanto en casa de Mina las tres amigas se despedían de ella y de su madre. Una vez en la calle se preguntaban que había sucedido con Lita que nunca llego a destino. Se miraban entre ellas buscando una explicación pero ninguna parecía convencerlas.
Quizás tuvo algún percance, encontró a alguien en el camino o el autobús se rompió. – Explico Amy tratando de sonar convincente lo suficiente para que las demás no siguieran reprochándola.
No… No creo que se halla detenido a hablar con nadie. Antes de colgar me dijo que vendría de inmediato. – Añadió Serena con una expresión de duda en su rostro.
Entonces es cierto, quizás tuvo algún inconveniente. – Volvió a hablar Amy.
Pues yo creo que lo que le sucedió… - Agrego Rei con una expresión graciosa en su rostro. - …a nuestra amiga es que se quedo pegada a las sabana. Jajaja!! – Rió muy divertida.
Si, es probable que tengas razón. – Serena se divertía imaginando la situación.
Bueno muchachas, ya debo irme. Tengo clases y… - Amy se despedía con apuro.
Si. lo sabemos. – La interrumpió Rei.
… y a ti no te gusta llegar tarde!! – Dijeron a coro ella y Serena.
Ve, no hay problema. Nos vemos mañana. Recuerda que nos reuniremos en el templo.
De acuerdo, no lo olvidare! – Se despidió la peliazul ya corriendo hacia su destino. – Adiós!!!



En aquel lugar desconocido para la castaña, ella seguía luchando contra el monstruo que no dejaba de perseguirla por ente los árboles y demás. No se daba por vencido pero a la vez refutaba que le costara tanto trabajo destruir a la que pensaba era una simple humana. Se sentía personalmente humillado de lo difícil que se le hacia terminar su trabajo para por fin alcanzar a la muchachita, que había sido hasta hacia un momento su principal victima.

Lyn! Lyn! Llamaba un hombre de cabello blanco y largo, con una impotente armadura. Tenia una expresión seria en la cara pero sus ojos, de un extraño color dorado, lo delataban mostrando preocupación. – En donde estará esta niña. – Pensaba para si. – No debió alejarse, espero que Jacken la halla encontrado. – Lyn!! – Grito aun con más potencia en la voz, volando encima de los árboles. – Lyn, donde estas!!

La pequeña aun resguardada en el lugar en que Júpiter la había dejado seguía observando con atención y preocupación la batalla que se disputaba. Pensaba en que ella no pretendía que la muchacha se involucrara y resultara lastimada.
De repente escucho la voz de aquel que la llamaba como si se tratara de su salvación, y la de la muchacha, y de inmediato acudió al llamado como con un suspiro de relajación.
Señor Sesshomaru! Aquí estoy!! – Le grito sin hacerse esperar y con desesperación.
El joven entonces avisto a la pequeña desde el cielo y bajo a buscarla. La niña de inmediato se sintió feliz de verlo y sin reparar en su acción corrió en dirección a el dispuesta a abrazarlo.
Señor Sesshomaru!! – Grito con alegría. El hombre cambio levemente la expresión fría de su cara por una pequeña sonrisa, que a la vez era lo suficientemente grande como para demostrar que el estaba feliz de que se encontrara bien. Pero duro poco. Rápidamente volvió a cambiar su expresión por la fría anterior y anuncio.
Vamonos Lyn, Jacken nos esta esperando. – Sesshomaru se separo de la niña y dándole la espalda comenzó a caminar.
¡No! Señor Sesshomaru, debemos ayudarla. No se valla por favor. - Sesshomaru se paro en seco sin darse vuelta. La niña no necesito mas para comprender que el la estaba escuchando, lo que era bastante extraño en el. – Por favor señor Sesshomaru, ayúdela!!! – Le suplicaba la niña.
El se dio media vuelta quedando frente a la pequeña. Tenía el rostro igual que siempre, inexpresivo. Ella luego le señalo hacia el lugar de la batalla apuntando con el dedo índice y replico una vez mas. – Ayúdela!! – Sesshomaru volteo el rostro hacia donde la mano de la niña le apuntaba y allí vio, no muy lejos la batalla que se disputaban aquel monstruo y una joven mujer.
Ella pareció llamarle la atención, se sintió muy extraño al verla. Miles de sensaciones corrieron por su cuerpo y su mente con tal velocidad que no logro definir ninguna. Pero supo de inmediato que se trataba de una humana. Y si había algo que el no soportaba, era justamente a los humanos. Los consideraba bajos, débiles e inútiles.

Mientras tanto Súper Sailor Júpiter esquivaba a duras penas los puñetazos y patadas que el monstruo le lanzaba. Estaba empezando a cansarse, sentía que el cuerpo empezaba a fallarle. El monstruo seguía repartiendo puñetazos y ella apenas si podía evadirlos.
A unos metros de allí la pequeña Lyn y Sesshomaru seguían viéndolos, este ultimo todavía tratando de comprender la sensación que tenia para con esa chica. Se sorprendió aun más cuando se dio cuenta de lo que se disponía a hacer ella.
Júpiter aun seguía esquivando los golpes y cuando ya no pudo mas, de un salto se alejo unos metros. Los dos espectadores seguían observando, el sin expresión en su rostro pero si en su mente, tratando de comprender.
Lita estaba parada de frente del monstruo, se la veía cansada y tratando de recuperar el aliento, pero firme en su postura. De repente comenzó a emanar una fuerte energía que fue captada con admiracion por Sesshomaru. Se coloco en posición y con sus últimas fuerzas grito:
¡¡¡Mi planeta guardián crea la tormenta, atrae las nubes y aparece el dragón supremo. Trueno de Júpiter, Resuena!!!
El ataque sorprendió aun mas a todos, especialmente a Sesshomaru quién quedo incrédulo ante la potente fuerza de la muchacha y la inigualable energía que emanaba; y se dirigió directo a su oponente golpeándolo con tal magnitud que lo arrastro varios metros hacia atrás, arrancando árboles a su paso y dejándolo totalmente fuera de batalla.
Ahhh!!! – Grito con un alarido el monstruo. Luego silencio.
Lyn se tapo la boca con ambas manos ahogando un grito. Unos segundos depues Sesshomaru, asombrado pero soberbio, se adelanto uno pasos hacia el campo de batalla tratando de saciar su curiosidad, la que esa joven le creaba al poseer tal poder, llego hasta justo detrás de Júpiter y se detuvo sin emitir palabra. Lita totalmente extenuada se dio vuelta de repente al sentir su presencia intentando lucir amenazadora, pero su cuerpo no lo soporto y simplemente se desvaneció esperando golpearse contra el suelo. Pero en vez de eso sintió como alguien la sostenía, fuertes brazos rodeándola como queriendo pretejerla. Sesshomaru la había atrapado en el momento justo, evitando su caída. La niña quedo atónita ante la imagen que tenia en frente. Aquel, el famoso príncipe Sesshomaru, sosteniendo en brazos y brindándole su ayuda a una humana!!
Ni siquiera sabía como es que la había rescatado a ella misma tiempo atrás.
Sesshomaru aun sosteniéndola la miro fijamente y no pudo comprender como es que una delicada muchacha como la que estaba frente a el era capaz de poseer tan grande poder. Le costaba quitarle, extrañamente, la vista de encima. Pero aun mirándola sin interrupción y sin expresión alguna la poso suavemente y con delicadeza en el suelo. Entonces Lita abrió los ojos con pesadez para ver, pero lo único que pudo distinguir era más que una imagen borrosa, y luego solo se desmayo.
Lyn salio de su escondite corriendo, con el rostro lleno de preocupación y se sentó a un lado de ella. Pudo apreciar como la vestimenta de la chica se desvanecía, volviendo a ser la de un momento antes cuando se conocieron. Sesshomaru solo se alejo.
Vamonos Lyn, es hora de irnos. – Exclamo, inexpresivo en su exterior. Y comenzó a caminar con su imponente porte habitual.
Pero no podemos dejarla aquí en ese estado, ella me salvo!! – Pedía Lyn con gran preocupación.
Puede cuidarse sola. De cualquier manera ya no es mi problema. – En ese momento sintió un tremendo ardor en su mano derecha. Sin mucho escándalo a pesar del dolor que le provocaba la levanto a la altura de sus ojos y vio como un símbolo se formaba en la palma. Inmediatamente después un sentimiento de voluntad indetenible lo embargaba, obligándolo a regresar y ayudar a la muchacha que yacía en el piso inconciente y muy mal herida.
No sabia por que lo hacia pero solo se volvió sobre sus pasos y sin pronunciar palabra alguna la levanto y se alejo con la niña detrás de el totalmente extrañada por lo que veía. Lyn no se atrevió a preguntar el por que de su accionar tan impredecible y solo se limito seguirlo.



Del otro lado del pozo la joven de cabellos negros se despedía de su madre y alegremente corrió hasta la puerta de entrada donde se cambio sus pantuflas por sus zapatos.
Adiós mama!
Espera, Ahome. No olvides tu almuerzo. – Le grito su madre desde la cocina y luego la alcanzo hasta el vestidor para entregárselo.
Oh! Gracias.
No llegues tarde y si sucede algo por favor llama.
Mama ya no soy una niña pequeña. Además, he aprendido como cuidarme sola. Adiós!! – Dijo alegremente y salio corriendo de la casa.
Al pasar por la casilla de madera que contenía aquel pozo, su expresión cambio y su cara se volvió mas seria. Se paro en seco y la observo por algunos segundos. Parecía recordar, a su mente llegaron imágenes del pasado, imágenes de aquel chico, Inuyasha. Con su largo cabello blanco que se tornaba negro intenso durante la luna llena y esas orejitas tan graciosas que se asomaban a ambos lados de su cabeza. Recordó también el rostro de sus amigos que hacia ya bastante había dejado atrás. Con tristeza en la mirada solo siguió caminando.



En la otra época tan lejana Sesshomaru y Lyn llegaron al pie de un acantilado, al final del bosque. Cruzaron el rió que no era muy profundo y allí un pequeño duendecillo verde con un báculo de dos cabezas en su mano los recibió.
Amo bonito! Ha encontrado a… - Jacken quedo boquiabierto al ver lo que su amo estaba cargando. Paso a su lado y sin poder salir de su asombro, el lo siguió con la mirada hasta que este entro en una cabaña al lado del rió. Lyn reía contenta mirándolo, divertida por la cara que Jacken no podía borrar. Y es que era en verdad muy graciosa. Jacken no lograba salir de su asombro ni comprender que es lo que en su ausencia había sucedido.
Ya dentro de la cabaña, Sesshomaru recostó a la muchacha suavemente y se quedo contemplándola en silencio. No mostraba ninguna expresión en su rostro pero era seguro que en su mente una revolución de ideas, pensamientos y preguntas se desataban. ¿Quién era esa muchacha? ¿Cómo era posible que siendo una humana fuera portadora de tal espectacular poder? ¿Por qué se había sentido así al verla, tan extraño? Y lo que más le preocupaba ¿Por qué en su mano había aparecido ese signo? ¿Qué significaba?
Jacken se asomo cuidadosamente en la puerta de la cabaña todavía tratando de entender lo que había sucedido.

Sesshomaru se levanto del lado de la joven y sin siquiera verlo le hablo a Jacken.
Jacken, iré a recoger algunas plantas medicinales. Cuida de ella un momento. – “Cuida de ella un momento”? No tenia idea de por que esas palabras habían brotado de su propia boca o por que había siquiera osado en decirlas.

Lyn estaba sentada a un lado de la cabaña queriendo saber que había sucedido con aquella joven. Aunque se sentía muy feliz de haber visto por primera vez esa reacción tan… humana de su “señor” Sesshomaru.

Amy se encontraba en la universidad escuchando su primera clase. Había pasado casi una hora desde que había comenzado. Ella tomaba notas muy atenta de todo lo que el profesor decía, sin olvidar ni el más mínimo detalle.
De acuerdo jovenes – Decía el profesor. – Ahora les entregare un cuestionario acerca de la clase anterior: es mejor que me hallan escuchado.
Oh, no! ¿Por qué no nos dijo? ¿Qué le sucede? – Se escuchaba de fondo las quejas de los alumnos. Sin embargo a Amy no pareció molestarle ya que había tomado muchos apuntes.
Ya basta. Sus quejas no los harán aprobar. El que termine puede retirarse. – El profesor pasó los exámenes uno por uno. Cuando Amy recibió el suyo noto que era bastante fácil y de inmediato comenzó a responderlo. Se sentía poco modesta pensando que seria la primera en terminarlo, siempre había sido así. Sin embargo, a la mitad de su examen noto que un muchacho alto de cabello gris y ojos azules se levanto lentamente y le entrego el examen al profesor.
Muy bien Yukito, puedes retirarte.- Lo felicito el profesor.
La peliazul se sintió totalmente irritada. ¿Quien era ese muchacho? ¿Cómo se había atrevido a quitarle su puesto?
A pesar de todo el chico parecía bastante amable, su rostro lo demostraba. Solo agradeció y acto seguido procedió a retirarse. Cuando este había salido del aula Amy volvió su concentración al examen y se apresuro a terminarlo, diez minutos después entrego el examen y luego se retiro, todavía frustrada por lo sucedido. Decidió calmarse y tomar un descanso en el buffet. Tenía todavía media hora antes de que su próxima clase comenzara. Al llegar allí se encontró con aquel muchacho otra vez. No lo podía creer, el seguía estudiando! Solo ella hacia eso, y el significaba una amenaza. Había dado con alguien más que se sentía tan emocionado como ella por estudiar. Pero a la vez le recordaba a aquel muchacho, el tal Mercuriuos que una vez hacia bastante había compartido el primer puesto en calificaciones con ella.
Amy decidió no frustrarse y solo se sentó en una mesa dándole la espalda y volcó su vista en un libro. Estaba tan concentrada que ni vio quien se acercaba.
Hola. Eres Amy Mizuno verdad? – Ella levanto la vista instantáneamente y una amable sonrisa la sorprendió. Se trataba de aquel muchacho.
Ahh… Ss… si, Yo soy Amy Mizuno.
Es un placer hablar contigo Amy. Mi nombre es Yukito Tsukishiro.
Ah, ¿Si?- Dijo con sus mejillas levemente sonrosadas.
Así es. Lo siento, soy nuevo aquí. Ingrese este año. Cuando llegue oí el comentario de algunos chicos acerca de ti. Ellos dijeron que eras la alumna con más altas calificaciones.
Bueno, yo… - La peliazul no paraba de titubear, y tampoco comprendía que aquel chico que había detestado hacia un instante, ahora estaba hablándole con tal amabilidad.
No tienes por que ser modesta. Estoy en todas tus clases y he visto por mi mismo tu potencial. Eres buena. – Amy lo miraba con cara de incrédula.
¿En todas mis clase? ¿Cómo es que yo no me acuerdo de ti?
Tienes razón, son muchos alumnos y es difícil acordarse de todos ellos. Oh, lo siento, estabas estudiando. No debí importunarte.
No, no. No te preocupes. – Se apuro en decir la chica. – Solo adelanto tarea.
Valla, eres bastante aplicada. Me sorprendes. Pues si no estas muy ocupada… entonces te invito un jugo. – La joven entonces comprendió que se había equivocado con el, lo había juzgado mal desde un principio sin conocerlo. El en cambio se mostraba muy amable, e incluso la admiraba!!

El mediodía llego y sorprendió a Lita aun dormida, su gasto de energía había sido tal que aun no podía recuperarse. A un lado de ella, se encontraba Lyn cuidándole y en el extremo opuesto de la cabaña, Jacken la miraba con desconfianza.
Ya señor Jacken. Parece que va a comerla con la mirada.
Pequeña, ya cállate. Por que el amo bonito se atrevió a traer a esa humana con el, y encima se toma la molestia de curarla.
Ella me salvo!
¿A que te refieres?
Un monstruo me perseguía y ella me ayudo. Es mi culpa que este así. Pobre, parece estar muy agotada.



El sol se estaba ocultando y las clases terminaban en la universidad. Ese día Amy salía con un nuevo amigo. Recién se estaban conociendo pero ella pensó que seria un buen compañero de estudios.
Adiós, hasta mañana. – Se despidió Amy.
Nos vemos, recuerda traer la monografía.

Al llegar a su casa la peliazul se pregunto que seria de su amiga. Había prometido llegar esa mañana pero no la había visto desde entonces. Se dispuso a llamarla. Marco su número pero nadie en su casa respondía; luego pensó que debía marcar a la recepción.
Hola. Buenas noches ¿en que puedo ayudarla?
Karen, buenas noches. Es Amy. Deseo hablar con Lita pero en su casa no responde.
Amy, Como estas!! Se debe a que la señorita Kino salio esta mañana muy temprano. Parecía algo apurada.
¿Y dices que todavía no regresa?
Así es. Por acá nadie la ha visto.
Muchas gracias por la información. – Amy colgó pero aun preocupada volvió a marcar. La computadora le anunciaba que el teléfono estaba apagado o fuera del área de cobertura. – Que extraño? – Pensó – Le llamare más tarde.


En la otra época, el sol se estaba ocultando y daba una vista excepcional en el horizonte. La luna parecía querer salir apresurada.
Parado sobre un acantilado se encontraba Sesshomaru, mirando a lo lejos, inexpresivo. Aun seguía sin comprender lo que había sucedido esa mañana. ¿Por qué había hecho todo eso? ¿Rescatar a una humana?!! Miraba con incertidumbre la palma de su mano cuando de un momento a otro miles de imágenes inundaron su mente. Y en esas imágenes aparecía la joven castaña. ¿Recuerdos tal vez? Imposible. ¿De un lugar que no conocía? Un enorme jardín, el cielo estrellado, Un palacio imponente.
Todo pasaba tan rápido y las imágenes eran tan borrosas que le provocaban jaqueca. Se sintió mareado. De repente todo se detuvo y recordó otra vez a la chica, la forma en que había destrozado a ese monstruo era increíble, imposible.
Nunca había visto algo así. Una humana con esos poderes claramente no era común. Luego recordó que ella era la salvadora de Lyn y en cierta forma se sentía en deuda.
Intento entonces convencerse a si mismo de que esa era la verdadera razón por la que la había ayudado.

CONTINUARA…

Espero de corazon que les haya gustado mi historia. Me gustaria mucho recibir sus comentarios, dudadas u opiniones. MUCHAS GRACIAS POR LEERME!!

PrincessJupiter
Nuevo miembro
Nuevo miembro

Mensajes : 1
Puntos : 4
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 23/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por Rebec@2011 el Mar Mar 27, 2012 5:20 pm

Siii me encantó el capi, encima q trata de los 3 animes q me fascinan y marcaron mi infancia

Voy a estar esperando la continuación ^^
avatar
Rebec@2011
Duende
Duende

Mensajes : 49
Puntos : 52
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/10/2011
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por Karinita el Mar Mar 27, 2012 5:57 pm

Primero que nada, bienvenida al Foro!! XD

Me gustó el fic aunque a mi me gusta mucho la pareja de seshomaruXLin (obvio imaginándome a Lin ya grande y a Seshomaru volviendo con ella ya que era que la dejo con kaede)

Pero me gusta como narras la historia ^^ espero leer la continuación se ve interesante..

_
.::EN ESTE MUNDO NO HAY CASUALIDADES SOLO LO INEVITABLE::.

avatar
Karinita
Admin
Admin

Mensajes : 151
Puntos : 228
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 03/10/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario http://portaldelespejo.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

default Re: Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por Reg! el Dom Mayo 20, 2012 10:10 pm

Aw me gusto mucho.. continua porfis
avatar
Reg!
Duende
Duende

Mensajes : 27
Puntos : 43
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por Rebec@2011 el Vie Ago 03, 2012 5:02 pm

Que buen fic

Inuyasha y Sailor Moon, la mezcla perfecta de animes

Continúa pronto
avatar
Rebec@2011
Duende
Duende

Mensajes : 49
Puntos : 52
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 29/10/2011
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Sailor Moon Mix: "Recuerdame" CAPITULO 1

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.